13 julio 2019

Gurús, expectativas, limitaciones, decepciones y aprendizaje

¿Te has adentrado alguna vez en algún entorno espiritual? ¿Has tenido un gurú? Actualmente todos entendemos que un gurú es un maestro espiritual. Como curiosidad decir que, aunque su etimología señala que "gu" significa, oscuridad y "ru", destruir - por tanto "gurú" se podría traducir como: aquel que destruye la oscuridad - indagando, he encontrado la historia de la palabra. Originalmente significaba "pesado", fue siglos después que derivó en maestro. 

Si has tenido contacto con entornos espirituales sabrás que en la mayoría, si no en todos,  se habla de oscuridad, de luz, de ignorancia, de sabiduría y un largo etcétera. Toda una serie de palabras que damos por hecho todos conocemos pero que normalmente cada cual las entiende según su idiosincrasia. Centrándonos en la primera, ¿Qué entiendes por oscuridad? ¿ausencia de luz? Entonces ¿Qué es luz? Para simplificar mucho: para los creyentes, la luz puede estar representada por su Dios, que a su vez será símbolo de determinados valores. Para los ateos podría representar, en esencia, exactamente los mismos valores, o no. La luz, entonces, podría representar el polo positivo, ya sea alegría, confianza, compasión, esperanza, generosidad, amabilidad, etc. Aunque si tienes otra opinión me encantará conocerla.

Desde esta óptica, y aceptando la premisa que vivimos en un mundo dual. ¿Realmente es beneficioso disipar "la oscuridad"? ¿Podríamos disfrutar de la calma sin una tormenta previa? ¿podríamos apreciar un amanecer si no conociéramos la noche? ¿Podríamos obviar absolutamente todo el polo "negativo"? ¿realmente es beneficioso vivir de manera estática, siempre "luminosos",  obviando nuestros ciclos naturales? Es más ¿queremos hacerlo o es una necesidad creada como otras tantas? ¿No nos estaremos complicando demasiado la vida? Si uno empieza a creer a pies juntillas que ha de cumplir con determinadas máximas para "purificarse" (porque "es sucio") o para encontrar la verdad (porque vive en una mentira) o para disipar la oscuridad, etc. ¿no se está creando una serie de obligaciones innecesarias? Quien sabe si le van a beneficiar o a complicar aún más la vida. De entrada si uno se siente impuro, ignorante, oscuro.. ¿no generará esto demasiado malestar?

Mi experiencia con estos entornos que representaron en su día ese papel de "disipadores de la oscuridad" no me dejó indiferente. Quizá lo que algunos perciben como un néctar, otros ven claramente que a la larga esa miel se tornará amarga. Un gurú, generalmente, es una persona que se posiciona por encima del resto, que se permite opinar, juzgar (aunque predique lo contrario), en el mejor de los casos... ¿Es beneficioso darle ese poder a alguien que apenas conoces? Una persona con una autoestima débil, con carencias afectivas o que esté pasando por un momento crítico es muy vulnerable, y puede sufrir situaciones nada agradables en estos entornos. Se de lo que hablo. Y esta es la razón por la que muchos de mis artículos son críticos con estos temas, porque me gustaría poder ahorrarle un sufrimiento innecesario a alguien susceptible de vivir "el lado oscuro de la espiritualidad", que también lo tiene. 

Hay diferentes tipos de personalidades. Quizá a alguien le beneficie tener un guía temporal, porque solo no puede o cree no poder seguir con su vida. A otra persona quizá la figura del gurú le traiga más perjuicio que beneficio. Las expectativas de cada cual son una variable importante en todo caso. Hay que señalar que el gurú no es infalible, también tiene sus propias limitaciones y algunos las obvian por completo. No obstante, mi opinión es que ha de llegar el día en que la persona se sienta con la madurez suficiente que le permita verse capaz de vivir por si misma, con sus errores y aciertos, pero los suyos propios. Al final uno debe aprender a soltar, pero de verdad, y dejar de repetir frases hechas. Sobre todo, es imprescindible aprender a sacar unos aprendizajes y conclusiones propios, sin imitaciones, sin copiar a otros que admiras, ni repetir frases hechas sin una reflexión previa porque al final, lo que cuenta es tu aprendizaje real, no las apariencias. Si no haces este proceso serás fácil de enredar pues no habrás adquirido un criterio propio. 

El próximo post será un mini post, que estos día me vengo arriba ;) Compartiré otra de mis pequeñas cosas. Te va a encantar o te va a dar, como a mi madre, mucha grima...

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos

2 comentarios:

  1. Nos creamos puntos de referencia para posicionarnos en el espacio, el tiempo e incluso en nuestras creencias. Por eso entendemos luz=bueno oscuridad=malo. Pero una no existe sin la otra, y ponerle esas etiquetas es cosa de nuestra "sociedad del malestar" en la que nos crean insatisfacciones constantemente. En la mayoria de las grandes civilizaciones de la historia se ha benerado tanto luz como oscuridad, quien esta esquivocado entonces?
    Y los gurus.... Que son? Personajes autoproclamados que predican la sumision? Que te guian por el camino de la obediencia (a ellos)? Que en cuanto no estas de acuerdo en algun punto, son ellos los que se pasan al "lado oscuro"?

    ResponderEliminar

  2. Sí, estoy de acuerdo contigo, demasiadas necesidades creadas que generan insatisfacción constante lo que nos empuja a buscar "salvadores". Y de nuevo, sí, creo que es bueno aceptar luces y sombras, ambas. Respecto a los gurús, supongo, y quiero creer, que habrá de todo, no obstante mi experiencia (una y no más santo Tomás ;) no fue muy grata... Gracias por comentar :)

    ResponderEliminar