20 abril 2019

Las palabras que nos salvan

Si eres aficionado a la lectura, puede que en alguna ocasión lo hayas sentido. Quizá no sea necesario recurrir a largos textos para ello, puede ser que en cuatro líneas lo hayas experimentado también. No importa si se trata de prosa o poesía... 

La alquimia de las palabras. Magia. La transformación de estados de ánimo en tan solo unos segundos. Sí, gracias a lo que las palabras evocan el hastío puede devenir en esperanza, pues, como ya dije en otra parte: hay palabras que curan y palabras que enferman, palabras que dan alegría y palabras que te sumen en la más profunda desesperación... No son las palabras en si mismas lo que te transforma, va más allá, quizá sea el silencio que nace en ti a través de ellas. La "nada" de la dicha plena. La etérea promesa de algo que está más allá de este mundo, de esta realidad. Algo que te está esperando, que nos está esperando...

Hoy, este fragmento de Jane Eyre, de Charlotte Brontë, me ha acariciado el alma. Ha despertado mi sentir, me ha reconfortado en un cálido abrazo literario regalándome un momento de profunda alegría y plenitud. Por si tu también lo necesitas ahí van: 

"Recordé entonces que el mundo real era inmenso y que existía una gran variedad de esperanzas y temores, de sensaciones y emociones, que esperaban a los que tenía el valor de salir a él, de buscar un verdadero conocimiento de la vida entre sus peligros. (…) Fui a la ventana, la abrí y me asomé al exterior. (…). Mis ojos lo sortearon todo para posarse en el punto más remoto, los picos azules; eran aquellas cimas las que anhelaba rebasar."

Sin duda alguna, en algún momento, tendré este clásico entre mis manos, de hecho... ya lo estoy deseando.

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos

No hay comentarios:

Publicar un comentario