15 abril 2019

Las gafas de tu verdad

Todos, sin excepción, llevamos puestas unas gafas invisibles que modulan nuestra forma de ver la vida. Por tanto, es complicado creer en la existencia de una única "verdad". Si existiera, difícilmente llegaríamos a ella pues cada cual mira el mundo a través de su propio velo. 

Este filtro puede variar, de un día para otro, de una época a otra e incluso de un momento a otro. Cuanto más abiert@ seas de mente, más movimiento de gafas-filtro-velo habrá. ¿Y eso, es bueno o malo? Eso ES. Creo que aquí el juicio moral complica más las cosas. 

Este cambio de gafas, que en el fondo son las creencias, son una de las causas que favorecen que las incoherencias afloren. ¿Por qué? Pues porque al cambiar de perspectiva cambiará todo lo demás, - lo que decimos, hacemos y pensamos. Siento que una vida coherente pasa por épocas de pequeñas incoherencias, pues queramos o no, todo cambia. 
Esta coherencia hecha de pequeñas incoherencias de tránsito es imprescindible para sentir un bienestar profundo, o sea para vivir en calma y en paz, pues estamos en un proceso de reajuste. Creo que es necesario que ciertas creencias cambien, de lo contrario, a veces, se hace muy difícil la vida. Cuando nos hallamos en un proceso de transición, de cambio de creencias, una de las cosas que hemos de hacer es re-ajustar el resto para volver a unificarnos. Es cierto que podemos vivir épocas de desconcierto pues todo el conjunto baila o trontolla, como se dice aquí, y hay que unir todo de nuevo. Y está bien, es un proceso, más largo o más corto. 

También pasa lo contrario, es decir, tener demasiada rigidez mental. No desmontar nunca "el puzzle" para reconstruirlo con nuevas piezas. - a pesar de que existan evidencias aplastantes que nos quiten la razón. ¿Por qué pasa esto? Para hacer un trabajo de "reconstrucción" hay que tener muchas ganas de hacerlo pues es costoso a muchos niveles, también hay que ser humilde ya que implica reconocer que tus viejas creencias ya no sirven - al menos a ti. No obstante, los seres humanos tenemos tendencia a buscar evidencias que confirmen nuestras creencias y a obviar aquello que las refuta, lo que en psicología se llama  sesgo de confirmación. Esto puede ser otro impedimento a la hora de desmontar nuestra mente. ¿Y ser rígido es bueno o malo? de nuevo, ES. Yo siempre abogo por un equilibrio. 

Tipos de gafas. Hay para todos los gustos: las del científico, las de la felicidad, las del pesimismo, las de la persona que a todo le quita importancia, las del analítico, etc.

Hay quien puede pensar, - yo pienso esto porque he vivido experiencias que me han llevado a ello. Esto no es discutible, no hablamos aquí de las causas que nos han llevado a tener ciertas creencias. Solo trato de evidenciar cierta "realidad" - y lo entrecomillo porque lo hago según mis gafas, para afirmar que es posible, y a veces muy beneficioso y necesario, cambiar nuestra forma de ver el mundo. Sobre todo me gustaría remarcar que podemos, y debemos, darnos el permiso para cambiar de creencias, y por ende de opinión.

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos

No hay comentarios:

Publicar un comentario