21 marzo 2019

¿Permitirse sentir emociones? ¡Oh My God!

Solo los muertos, las piedras y demás objetos inanimados no sienten. Las personas ríen, lloran, se enfadan, se alegran... y, en este mundo, es saludable que así sea.

Sentir emociones es un hecho que nos conforma como seres humanos. Sentir ira, alegría, sorpresa, asco, vergüenza, etc. es normal. No hay emociones buenas y emociones malas. Todas, absolutamente todas, son necesarias y cumplen con una función. Es más, cada emoción que sentimos llega con un regalo ya que podemos extraer información muy valiosa de ella que nos dará pistas sobre qué es lo que debemos atender (si es que hay algo que atender). En todo caso, son fuente de auto conocimiento y eso siempre será bienvenido.

No nos lleva a buen puerto empeñarnos en no sentir. No deberíamos negar nuestras emociones "no deseadas", eso sería vivir en lucha continua con nosotros mismos, y eso es agotador e insano. Negarlas solo lleva al incremento de las mismas y esto a la larga incrementa las probabilidades de enfermar. 

Lo que sí es necesario es aprender a sentirlas con plena conciencia, ser capaces de identificarlas y aceptarlas para poderlas manejar y actuar en consecuencia desde la calma. Es decir es necesario aceptarnos de verdad, porque nosotros somos todo aquello que nos conforma (emociones, sentimientos, pensamientos…). Pretender creer lo contrario nos lleva a una peligrosa disociación. 

¿Sería saludable negar nuestra ira ante la injusticia? Es más, ¿Sería humano no sentirla? 

Está de moda ser positivo a toda costa (falso positivismo). Ser positivo se ha convertido en un pilar ético. ¿Podría ser esta una sutil forma de someternos, de controlarnos? ¿Calladitos y contentos estamos más guapos...? Si fuera así sería una tiranía propia de mentes rígidas, toxicas, cerradas y totalitarias.

En demasiadas situaciones se tilda de tóxica a la persona que siente y expresa sus emociones "incómodas" pero yo me pregunto ... ¿no es más tóxico vivir bajo una máscara de falso positivismo? ¿no es más tóxico fingir que nada te afecta o lo que es peor, obligarte a obviar tu mundo emocional? Esto es negarte a ti mismo, no aceptar quien eres en realidad.

Ya es hora de dejarnos, a nosotros mismos, en paz un poquito. De dejarnos sentir. De dejarnos vivir siendo quienes realmente somos. Sin máscaras.


Es innegable el hecho de que la emoción lleva a la acción (la palabra emoción tiene su origen en la raíz latina "emovere = mover") y solo así, sintiendo primero y actuando después, es como los seres humanos se han revelado a lo largo de la historia contra la injusticia para cambiar sus circunstancias.

¿Se podrían cambiar las cosas sin una emoción previa?

Duda de todo aquel que pretenda anular tus emociones. Qué digo duda... 

Más bien, ¡HUYE!

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos

No hay comentarios:

Publicar un comentario