04 enero 2014

La mejor dieta no termina en la boca

Autor de la imagen: desconocido por el blog
Tantas son las cosas que nos nutren y nos proporcionan salud, que no solamente deberíamos atender a los alimentos que llegan a nosotros través de la cuchara. 

Una excelente alimentación no nos asegura una excelente salud. 

Todo lo que acaba formando parte de nosotros, ya sean alimentos, sonidos, mensajes, actitudes, etc, nos afecta de algún modo. 

No somos solamente un cuerpo físico. Nuestra persona se nutre a través de los 5 sentidos.

Si nos alimentamos de forma saludable pero no ejercitamos nuestro cuerpo y nos impregnamos de imágenes agresivas, de mensajes dañinos o nos acompañamos a diario de pensamientos negativos, etc, eso acabará pasándonos factura y ni todas las saludables manzanas del mundo podrán compensarlo.

¿No te ha pasado esto alguna vez? Te levantas un día por la mañana feliz, te preparas tu buen desayuno, todo marcha bien, te sientes con energía, fuerte y radiante y de repente permites que algo externo te afecte de tal manera que se te tuerce el día... ¿Que ha pasado? ¡Si yo estaba bien! Si esto sucede día tras día y no ponemos medios para solucionarlo nuestra salud se verá resentida.

El buen humor es clave para una vida saludable. Cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito hormonal que tendrá impacto en las células que forman nuestro organismo. Cuanta más serotonina y menos cortisol segregue nuestro organismo mayor bienestar sentiremos. Por eso hay que vigilar lo que uno piensa además de lo que uno come... Mantener a raya los estímulos externos dañinos es una buena ayuda.

Y al contrario, si llevamos una buena higiene mental pero no nos preocupamos de lo que ingerimos, llenando nuestro estómago de lo que no debemos, comiendo más de la cuenta y con prisas, la energía que nos quedará disponible no será suficiente para llevar adelante nuestro día con ligereza y atención y eso se traducirá en menor bienestar y menor salud.

¿Cuántas veces después de comer te sientes agotado? Tu cuerpo te grita: "te has pasado..."  y toda la energía de la que disponías está ahora ocupada arreglando esa digestión imposible...

Somos seres holísticos. Si alguna de las partes falla es resto no funcionará correctamente. 

Quiérete y respétate, nadie lo hará por ti. Por eso debemos poner atención entre otras cosas en:

1. Alimentación adecuada
2. Ejercicio a diario (caminar a buen ritmo 30 minutos es suficiente)
3. Estimulos positivos
2. Pensamientos positivos
4. Meditación a diario, además de...
5. Rodearte de buena gente!

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario