07 septiembre 2013

Delicioso sorbete de ciruela

El arbolito que vive justo al lado de mi cocina, nos ha regalado este verano kilos y kilos de ciruelas. 

Ya no sabía qué hacer con tanta fruta, así que regalé algunas a familiares y amigos y con el resto hice mermeladas, batidos... pero todavía tenía ciruelas por todas partes así que las congelé para disponer de ellas en cualquier momento. 

Hoy me he dicho: "es momento de mimarse un poco" y me he dado un capricho. He sacado unas pocas ciruelas del congelador y en cuestión de 5 minutos estaba disfrutando de un delicioso sorbete 100% natural y eco, lógico...

¿Te animas a hacer la receta? Sólo debes tener congeladas unas ciruelas peladas y deshuesadas. Es tan fácil de hacer como esto:

Ingredientes
  • Ciruelas dehuesadas y peladas  congeladas 
  • Sirope de ágave (o stevia) al gusto. 
Elaboración
  1. Triturar las ciruelas congeladas junto con el sirope en la batidora de mano.
  2. Formar bolas con el racionador de helado. 
  3. Disponer en una bonita copa.
¡Y listo! ya tenemos el sorbete preparado ¡así de fácil! 

Es tan sencillo que es una receta perfecta para involucrar a los peques de la casa en las tareas culinarias. Además comerán la fruta la mar de contentos, satisfechos de haber participado en la elaboración de su sorbete.

Variantes

Podemos preparar sorbetes de fresas, frutos del bosque, moras, etc, en estos casos nos ahorramos pelar y deshuesar.

Consejos
  1. Se ha de preparar justo antes de tomarlo ya que se derrite rápidamente. 
  2. Si vas a animar a tu pequeño a que se ponga manos a la obra, ten en cuenta que hay que hacer algo de fuerza al triturar las ciruelas, así que mejor dejar esta parte al adulto.
  3. Si hay algún diabético en casa mejor añadir stevia, y no abusar de las ciruelas ya que son ricas en hidratos de carbono. En este caso mejor hacer el sorbete de fresas.
Curiosidades 
  • Los sorbetes son de origen chino y fueron los primeros postres helados. En sus orígenes se hacían a base de nieve con frutas, miel y hierbas aromáticas.
  • La diferencia entre el azúcar y el sirope de ágave es que este último posee un bajo índice glucémico, de esta manera no eleva tan drásticamente los índices de glucosa en sangre como ocurre con el azúcar.
Espero que llenéis vuestra cocina de ricos sorbetes ¡Que todavía apetece!

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos                

No hay comentarios:

Publicar un comentario