25 marzo 2013

¡Remineralízate! brócoli con judia

Hoy una receta muy simple y nutritiva. Y no por simple menos importante, lo sencillo nos brinda lo esencial. Recuperamos así sabores de antaño, sabores olvidados… De esta forma, nutrimos realmente nuestro cuerpo, con productos naturales. 

En esta receta he utilizado una judía de mi tierra, la judía de Santa Pau, pequeñita, muy gustosa y con una piel muy fina. 

Ingredientes para 2 personas
  • 1 brócoli mediano
  • 2 o 3 puñados de judías de Santa Pau
  • Aceite de oliva de primera presión en frío
  • Sal marina
  • Pimienta y comino molido
  • 2 hojitas de laurel
  • 1 trocito de alga kombu deshidratada
  • Agua 
Si sigues mi blog sabrás que doy preferencia a los ingredientes ecológicos, pero… por si eres nuevo, ya sabes… ¡Mucho mejor eco!

Elaboración
Se llevan a ebullición las judías, remojadas en agua durante la noche anterior, en una olla sin tapa durante 10 minutos y se van retirando las pieles y espuma que pudieran salir a flote. Se añade también el laurel y el alga kombu. 
Cuando ya estén cocidas se añade la sal y se dejan cocer durante 10 o 15 minutos más. Una vez hecho esto, se escurren y se deja en la olla 2 dedos del agua de cocción para cocinar el brócoli al vapor, esto es, tapando la cazuela y dejando que el brócoli se cueza durante unos  3 o 4 minutos solamente, previamente lo habremos salado. Éste debe quedar de un verde intenso y al dente, si lo cocemos demasiado perderemos parte de sus nutrientes y beneficios.
Después mezclamos el brócoli con las judías y el alga a trocitos muy pequeños en la misma olla y servimos. Una vez en el plato, condimentaremos con una pizca de pimienta recién molida, un poco de comino molido y un chorrito de aceite en crudo ¡Exquisito!

El alga kombu
Es interesante el papel del alga kombu, ya que además de aportar minerales al plato, como calcio y yodo, además de vitaminas, ablanda las fibras de los alimentos que se cocinan con ella,  reduciendo el tiempo de cocción y aumentando la digestibilidad del plato. Además es muy beneficiosa para la salud, tres de sus multiples propiedades son: ayuda a regular el peso corporal tanto en sobrepeso como en bajo peso, baja la tasa de azúcar en sangre y es beneficiosa para la hipertensión. 

Por otro lado no es necesario, ni recomendable a nivel de sostenibilidad, utilizar las algas japonesas, las hay más cercanas: las algas gallegas. 

El brócoli
Aporta mucho hierro, calcio y vitaminas C y E. Su sabor amargo le confiere propiedades diuréticas. Es muy rico en distintas sustancias potencialmente anticancerígenas y previene la anemia.

Las judías 
Son ricas en hidratos de carbono, fibra, minerales, como el hierro, y aminoácidos esenciales, además casi no contienen grasa. Aunque no presentan todos los aminoácidos esenciales para la formación de proteína, se pueden complementar con cereales integrales para completarla. No es preciso hacerlo ni siquiera el mismo día, ya que el cuerpo tiene reservas. 

Decir que la cantidad proteica diaria requerida es de un 12% aproximadamente, bastante menos cantidad de lo que se acostumbra a ingerir diariamente... 

Consejos
En ocasiones se ha dicho que el hierro de los vegetales se absorbe peor que el de los productos animales. Un pequeño truco para aumentar la biodisponibilidad del hierro es ingerirlo simultáneamente con alimentos ricos en vitamina C. Por eso te recomiendo acompañar este plato de alimentos que contengan esta vitamina, como por ejemplo una ensalada de pimiento rojo crudo aliñado con limón y perejil fresco picado.

También es importante evitar en la misma comida las sustancias que inhiben su absorción como lo son, por ejemplo, los fosfatos (ej. cereales integrales), fibra alimentaria (ej. semillas), taninos (ej. te, café, vino tinto, cerveza) y oxalatos (ej. remolacha). 

La idea es consumir en la misma comida alimentos ricos en hierro, en presencia de los factores que facilitan su absorción y en ausencia de los que la inhiben.


Este plato no lo recomiendo a personas con un sistema digestivo débil, ya que tanto el brócoli como las judías son alimentos flatulentos. De todas formas una infusión digestiva después de comer aliviará los síntomas.

 Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos