02 octubre 2012

Crema de aloe vera casera


Autor de la imagen: desconocido por el blog

Recuerdo un monólogo de Eva Hache en el que, irónicamente, decía algo así como: “¿Es que la piel sabe la hora que es? ¿Si me pongo la crema de noche durante el día… me va a pasar algo?”  Si lo piensas bien, llegas a la conclusión de que somos crédulos hasta la médula. ¡No nos dejemos engañar! Este es sólo un ejemplo de las mil y una bobadas que publicitan, con la esperanza de crearnos falsas necesidades e introducirnos el “gusanillo” que corcará nuestro buen criterio... Si Rene Descartes asomara la nariz desde su tumba quizá dijera, contagiado de la locura consumista colectiva: “compro luego existo”.

Por poner un ejemplo, ¿Te has fijado en la cantidad de cremas con aloe vera, que existen en el mercado? Cuando la industria manipula estos componentes naturales, en la mayoría de los casos, si no en todos, se pierden por el camino todas sus propiedades beneficiosas. ¿Por qué no usar ese componente natural directamente? ¿Crees que la industria se lucraría si te vendiera directamente la planta de aloe vera sin ninguna manipulación? 
Cuanta más transformación haya sufrido un producto, más difícil será poder conseguirlo fuera de esa industria, de esa manera se crea la creencia errónea de que necesitamos de ella  para cubrir nuestras necesidades.

¿Cómo cuidar nuestra piel?

La piel es el órgano más grande que tenemos, y hemos de cuidarlo no solo por fuera sino también por dentro. Tanto la práctica regular de ejercicio físico, una alimentación integral, el mantener el estrés a raya estando lo más relajados posible, mantener el organismo hidratado mediante la ingestión de agua y hacer una buena digestión son factores que ayudan a mantener una piel sana.

Es muy importante “alimentarla”, cuidarla  por dentro mediante la ingesta de alimentos adecuados. Si en nuestra dieta faltan los nutrientes necesarios para mantener una piel sana, con las cremas no conseguiremos nada. Por ello  no debe faltar en nuestro plato vitamina A, C y E, vitaminas del complejo B, ácidos grasos insaturados, zinc…

Para cuidarla por fuera, no es necesario gastar cantidades desorbitadas de dinero. Suena a tópico pero, lo más caro no necesariamente es lo mejor. Una crema casera de aloe vera es una buena opción.

¿Por qué hacer nuestra crema casera?

Los motivos principales, según mi criterio, son salud y sostenibilidad, además te ahorras dinero y

tienes la  satisfacción de hacer algo por ti mismo, sintiéndote un poquito más libre y menos dependiente de la industria. 

Salud: Hay que tener en cuenta que las cremas que se comercializan están repletas de químicos y una vía de absorción de éstos tóxicos es la dérmica. Si elaboramos nuestra propia crema sabemos exactamente cual es su composición y evitamos el riesgo de padecer los efectos nocivos de éstas sustancias.

Sostenibilidad: Reutilizamos el mismo envase de vidrio cada vez que elaboramos la crema, evitando el uso innecesario de plástico, material que utiliza la industria para la comercialización de sus cremas, que como sabemos contamina el medio ambiente, ya sea por sus residuos, como por su obtención a partir de petróleo. También existe menos gasto de energía en su elaboración y distribución, claro está.

Además de estas ventajas, se obtienen muy buenos resultados y ningún perjuicio.


Por eso voy a compartir con vosotros la receta de una excelente y baratísima crema de aloe vera, natural de verdad. La podéis elaborar en pocos minutos vosotros mismos. El aloe vera además de tener propiedades hidratantes, es un excelente remedio para quemaduras y alguna picadura de insecto, basta con aplicar la penca de aloe abierta en la zona afectada durante unos minutos para notar sus efectos. En realidad tiene muchísimas propiedades y aplicaciones tanto externas como internas, pero este es un tema demasiado extenso para tratarlo aquí.

Ingredientes
• 2 Pencas grandes de Aloe vera
• 2 cucharaditas (de postre) de aceite de oliva
Es opcional utilizar alguna esencia para aromatizar, ya sea de lavanda, de limón…
Personalmente utilizo medio limón natural.
Es preferible que los ingredientes sean ecológicos.

Utensilios
• Batidora de mano
• Cucharilla de postre
• Cuchillo

Elaboración
1. Cortar los pinchos laterales de la penca de aloe vera para manipularla mejor.
2. Abrir, con la ayuda del cuchillo, la penca de aloe vera y extraer el gel con una cuchara.
3. Echar en la batidora el gel que hemos extraído junto con el aceite y batirlo para homogeneizar la mezcla (añadir la esencia o el chorrito de limón, si has decidido aromatizar la crema).
4. Guardar la preparación en un tarro de cristal esterilizado.
5. Guardar la crema en la nevera.

¡Y… Voilà! Ya tenemos nuestra crema. Esta preparación aguantará de 7 a 10 días sin estropearse.

Buenos Alimentos & Pensamientos & Sentimientos                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario